viernes, 23 de junio de 2017

RECORTES EN AYUDA A DOMICILIO (PERO QUE PAREZCA LO CONTRARIO)

*Una colaboración de JUAN CARLOS MUÑOZ RIESCO

para Colectivo Puente Madera


Escuchando cantar y contar los números sobre dependencia y los enormes logros conseguidos por el equipo de inmortales de Bienestar Social de Gª Page, quienes tenemos algún tipo de familiar con una situación de dependencia reconocida o con carencias en sus habilidades básicas y necesitan ayuda diaria deberíamos notar claramente cómo llega esa ayuda en la forma e intensidad en la que la necesitan. ¿Es así?, ¿todo va bien? Pues no.
Y es que una cosa son los números y las múltiples formas de generarlos para sacar pecho en ruedas de prensa y otra la situación real de las personas y las familias a las que has contabilizado sin importarte si están o no atendid@s correctamente. Prestaciones prescritas a quienes no las quieren, no las necesitan o pasan tiempo indefinido en listas de espera no son personas atendidas, por mucho que por medio de las estadísticas oficiales se empeñen en querer convencernos de que sí.
Para entender lo que sucede con el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) en Castilla-La Mancha, hay que explicar varias cosas: la Junta convenia con los ayuntamientos la prestación del SAD y son ellos quienes gestionan el copago, en base a una tasa municipal que cada ayuntamiento puede variar a su gusto.
Hace bastantes años se ampliaban los convenios cada vez que alguien lo necesitaba, siendo una de las prestaciones de acceso rápido y que mejor servicio prestaba, dado el carácter principalmente preventivo del mismo.
Más tarde vinieron todo tipo de recortes: se pidió como requisito para el acceso al SAD el tener reconocido un grado de dependencia, algo que dejaba fuera a mucha gente y que cuestionaba su carácter preventivo para centrarse en los casos claramente asistenciales. Dejaron de ampliarse los convenios para dar cabida inmediata a nuevas solicitudes, por lo que empezaron a generarse listas de espera y cada vez en más municipios. Con las listas de espera, para cuando se quita el requisito de tener reconocido grado de dependencia, el acceso no sólo no es inmediato, sino que las personas que lo necesitan pueden tener que esperar para incorporarse hasta casi un año o para poder ampliar un servicio que ya se está prestando pero necesita más horas.
En Castilla-La Mancha son cientos de familias/personas las que están en estas listas de espera. En muchos casos cuando por fin se les avisa de que se pueden incorporar al SAD, esas personas ya están atendidas en residencias, o por personas sin contrato, o la situación ha variado tanto que el número de horas que se les concede es insuficiente y deben volver a esperar para que se les amplíen las horas que realmente necesitan.
Todo esto es de locos. Pero la situación es aún peor tras los recortes encubiertos de la Junta. Quienes trabajamos en los Servicios Sociales Básicos nos llevamos la sorpresa hace pocas semanas de que las horas de Ayuda a Domicilio de las que disponíamos en muchos municipios desaparecieron sin previo aviso ni explicación. ¿Y por qué no hacer esto en 2017 si en 2016 ya se hizo y no pasó nada?
Al final de cada año se incorpora al convenio a las personas en lista de espera. Esto a los inmortales de Gª Page no les gusta, porque al final de ese año que comienza se prestarían más horas totales de SAD. Por este motivo llevan dos años retirando las horas disponibles en los convenios donde hay alguna. Sin aviso, sin explicación y por tiempo indeterminado (supongo que hasta que las horas coincidan con el dinero que tienen pensado emplear). Así, en los municipios donde había horas suficientes para poner nuevos casos en marcha ya no se puede hacer y en los que existe lista de espera, se truncan las expectativas de poder incorporar a alguna familia aunque haya una baja, ya que las horas que no se prestan por hospitalizaciones o situaciones transitorias no se acumulan para otros casos, sino que desaparecen del convenio. Y todo para “gastar” menos a costa de no atender a quien tiene su derecho reconocido.
Y nadie protesta pública y enérgicamente. Nadie dice nada salvo algunos profesionales (muy pocos para la gravedad del asunto).
A finales de 2011 la Cospe-Junta dio la orden de recortar el SAD el 47%. Y se hizo también sin que prácticamente nadie dijera nada. Quizá si ese hecho hubiera llegado a los tribunales de justicia hubieran tenido que recular y mucha gente, responsables y profesionales serviles que no dudaron en aplicar ese recorte, hubieran tenido que dar explicaciones y asumido su responsabilidad.
El SAD es una de las prestaciones básicas garantizadas por la Ley de Servicios Sociales. Lo que está pasando es muy grave, ya que no se está atendiendo a quien lo necesita ni correcta, ni rápidamente.
Si estas prestaciones no funcionan asistencialmente ni mucho menos de forma preventiva, no queda más que el aumento de la necesidad y de la demanda de institucionalización en residencias, por lo que el panorama es desalentador y mucho más caro para la Junta. Eso si, más negocio para las grandes empresas privadas del sector, curiosamente.
La Junta está empeñada en acomodar las necesidades de la gente al presupuesto (muy escaso) que destinan a atenderlas. Y en Servicios Sociales eso es una barbaridad. Y esta desidia cruel que tanto daño provoca tiene responsables con nombres y apellidos y están todos en el gobierno regional.

Pd.: Mientras tanto la Diputación de Albacete derrocha 600.000 euros en una convocatoria de ayudas de emergencia social que duplica la anual de la Junta y a la que un tercio de los ayuntamientos de la provincia no se han adherido, incluido el de Albacete. Todo mientras se amplían enormemente las listas de espera del SAD y del servicio de comidas a domicilio, prestaciones ambas que gestiona precisamente la Diputación a través del Consorcio de Servicios Sociales.



* Una colaboración para Colectivo Puente Madera de

Juan Carlos Muñoz Riesco

Trabajador Social






sábado, 17 de junio de 2017

MOCIÓN CONTRA LA MALA EDUCACIÓN

Si estuviéramos en un país verdaderamente democrático el señor Méndez de Vigo, ministro  de Educación y Portavoz del Gobierno, ya no sería ministro.  Pero nos gusta imaginar cómo debería haber sido su última rueda de prensa, la que con toda sinceridad debía haber dado, desde sus formas amables y exquisitas:
“Señoras y señores, ciudadanos todos que pagan mi sueldo: la verdad es que no tengo ni idea de qué se estuvo hablando durante la moción de censura del señor Pablo Iglesias contra el presidente Rajoy, yo estaba con mis lecturas, aunque llegado el momento de la votación mi amigo Rafael Hernando, tan guasón él, me dijo que votara NO, y eso hice…
Sí, señor periodista, he entendido su pregunta: efectivamente, he consultado mi nómina y tengo que confesar que no, no me han descontado esos dos días de sueldo, así es que he pensado que con ese dinero puedo comprarme otro par de libros, para cuando Pedro Sánchez presente su próxima moción… Sánchez o quien sea, no tengo intención de prestar la mínima atención…
Claro, señora periodista, créame que mis lecturas han sido de provecho para nuestro país: le he pasado los libros a la Comunidad de Madrid, para que el consejero de Sanidad arranque las hojas y, dobla que te dobla, enseñe a los niños que se desmayan por el calor en las aulas a hacer abanicos de papel… con esas dos mil páginas pueden abanicarse, por turnos, por supuesto, unos cuarenta mil niños… eso sí, pediría que mientras se abanican no dejen de prestar atención a lo que dicen sus profesores, que es siempre muy importante para el país.
No, claro, estimado periodista, no me parece bien que los niños utilicen dispositivos electrónicos ni móviles durante las clases para enviar mensajes en twitter o whatsapp, porque eso sería una falta de respeto a sus profesores y un despilfarro de recursos. Yo recomendaría a los niños a que se esperen a ser diputados y diputadas y entonces, si no les gusta leer, podrán dedicarse a insultar y cotillear en las redes sociales en vez de atender a lo que dicen los portavoces.
No, claro que no, ¿cómo podría parecerme bien que los profesores falten a clase injustificadamente ni que los alumnos lleguen con retraso a clase? Ah, ¿sí? ¿Quiere decir su periódico que el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, se saltó tres horas de la moción de censura con la que se pretendía removerle de su puesto? Pues, la verdad, ni me había fijado, estaba yo tan absorto con mis libros…
No, no he tenido oportunidad de averiguar por qué la televisión pública interrumpió su emisión para intercalar unos anuncios mientras intervenía el portavoz socialista… ¿cuándo dice usted que pasó eso? No sé, es que yo estaba con aquel capítulo tan entretenido…
Vaya, siento lo que dicen en su canal televisivo, pero no percibí yo que en la intervención de Rafa Hernando hubiera nada ofensivo hacia las mujeres ni falta de respeto al Congreso como depositario de la soberanía nacional, ni nada de nada… y yo creo que en ese momento yo estaba atendiendo, aunque no se lo puedo asegurar… no sé, la verdad es que él es una persona muy respetuosa que representa perfectamente qué es el PP y para qué queremos seguir en el gobierno, pues somos todos nosotros honrados, decentes y honestos. Y, por supuesto, trabajadores y educados.
No, la verdad es que no tengo ni idea de por qué hay tantos millones de personas en este país, de hecho una mayoría si uno sabe contar, que quieren que dejemos el gobierno. Pero, bueno, hasta que se pongan de acuerdo, creo que me puedo leer las obras completas de Mortadelo y Filemón. Es que este país, estimados periodistas, es de risa”.


@CPuenteMaderaAB




sábado, 10 de junio de 2017

MEMORIA DE LOS NADIE


Como todo el mundo sabe, están los alguien y los nadie. Los alguien son la gente que figura en los libros de texto, la que escribe la historia. Son quienes aparecen en las portadas de los periódicos. Copan los informativos. Acumulan grandes fortunas, detentan el poder, manejan el cotarro. Sonríen constantemente. Molan. Los nadie, por el contrario, apenas ocupan una esquina de los manuales escolares, y siempre como objetos: no son sujetos de ningún proceso, no inventan, no aportan nada a la humanidad, son como niños grandes. O mejor dicho, como animales. Sólo sirven para trabajar, para ser explotados. Y como muy bien dijo Galeano, “cuestan menos que la bala que los mata”.

Nadies son las personas migrantes, que cuestan menos que las frágiles lanchas de plástico que los hunden en el mar.

Nadies son los refugiados, que cuestan menos que las concertinas que les cierran el paso y les desgarran la carne y el alma.

Nadies son los niños y niñas soldados, que cuestan menos que un gramo del coltán con el que funcionan nuestras malditas pantallitas electrónicas.

Nadies son los esclavos que trabajan en las maquilas de todo el mundo, y que cuestan menos que la etiqueta de la multinacional probablemente española que cosen en cada prenda.

Nadies son las víctimas sirias, afganas, somalíes, pakistaníes… que perecen como consecuencia de atentados yihadistas y cuestan menos tiempo en los noticieros que la gastroenteritis de cualquier estrella del fútbol.

Nadies son toda la población yemení, que está siendo bombardeada despiadadamente por Arabia Saudí y cuesta menos que el bolígrafo con el que se firman los contratos de ventas de armas a este país.

Nadies son todos los pueblos despojados de sus tierras (saharauis, palestinos, indígenas…), que cuestan menos que el esfuerzo que hacen nuestros gobernantes para girar el cuello y mirar hacia otro lado.

Sin embargo, a veces los nadies encuentran a otros nadies que son “conscientes de que son pobres”, pero también de que la desigualdad no es una ley natural. Ese es el caso de Antolín Pulido, que el pasado viernes 9 presentó Memoria de los nadie y el resto de su obra en la recién inaugurada sede de Izquierda Unida Albacete. Antolín, el Comandante, nació en Talavera del Tajo (mejor que “de la Reina”) en “una casa oscura (…) en medio de un huerto no propio, al lado de una ciudad asquerosa y medio mediocre, (…) con la comida justa, pero sin justicia”. A los 8 años un picoleto le suministró “unas cuantas docenas de metros de hostias” que le hicieron comprender quiénes eran los enemigos y quiénes eran los suyos. Asistió a un colegio religioso en el que los “gratuitos” como él pasaban por una puerta distinta para que los “hijos de papá” no se contaminasen con su miseria. Se formó como pedagogo y antropólogo en Cuba y México. Ha participado como brigadista en misiones de rescate de niños y niñas secuestrados, esclavizados o víctimas de la pedofilia o del tráfico de órganos por toda África y por toda América. También estuvo en la guerra de Bosnia. Ha vivido largos años en los campamentos saharauis y ha luchado con el Frente Polisario. La trilogía Memoria de los nadie es un compendio de relatos autobiográficos que describen la peripecia vital del autor. Se leen con pasión, con indignación, con asombro, con rabia, con admiración, en estado de estupefacción permanente. Cada página es como una herida por la que sangra el planeta. No siempre son fáciles de digerir las historias que cuenta Antolín. El lector se siente continuamente al borde del abismo, zarandeado por una realidad brutal. Pero es que ése es el mundo de los nadies. Eso es el mundo, en definitiva. Memoria de los nadie nos muestra la realidad que nos ocultan los medios de (des)información. Por eso, léanla. Aunque a veces resulte incómodo. Aunque en ocasiones den ganas de llorar o romperlo todo. Porque lo contrario significa huir, desentenderse y contribuir con nuestra ignorancia a que la humanidad se hunda aún más en la mierda.



domingo, 4 de junio de 2017

VIRGEN PODEMITA


(Solo hay un título, pero teníamos más: Podemos retorna a Trento, ¡Viva la CPP.P.P.!, La OMS negocia con Kichi el traspaso…; De kichis, vírgenes y spaguettis, …)

El PP presentó una propuesta de medalla a la Virgen del Rosario en el Ayuntamiento de Cádiz. Como aval, el 5% de firmas –sin comprobar- de la ciudadanía, y especialmente que fue invocada para la mediación en dos epidemias y un maremoto. Semejantes milagros, no iban a ser nada comparados con el que la virgen obró in situ: ¡se concretaba la coalición CPPPP! Votaron a favor Ciudadanos, PP, PSOE (un partido laico, republicano y de izquierdas cuyo lema práctico es Dios, Rey y ultracapitalismo) y Por Cádiz Sí Se Puede (Podemos). Votó en contra Ganar Cádiz en Común (IU).
Bien, intentaremos usar una jerga moderna y no casposa ni rancia para hacernos entender. Los de arriba (el PP), auspiciados por los grupos nacional-catolicistas (los de más arriba que los de arriba) y sus propios representantes y autoridades (los de arriba de los de arriba) presentaron una propuesta que era de prever que Podemos (los de abajo) rechazarían. Pero hete aquí que algunos de los representantes y autoridades de los de abajo (los de arriba de los de abajo) dijeron que sí. Pero un despropósito en Podemos, no es un despropósito si no viene avalado por algunos/as de sus mandamases (los de arriba de los de arriba de los de abajo). Y semejante charco no iba a ser dejado pasar por Monedero, alguien que en su día anunció que se salía para ponerse al lado de los de arriba de los de abajo, pero que finalmente parece estar arriba de los de arriba de los de arriba de los de abajo. Y así, en esta ocasión se puso al lado de los de arriba de los de arriba y de su propuesta. A Don Pablo (el de arriba de arriba de arriba de los de abajo), le hubiera gustado escaquearse del charco, pero hubo de pronunciarse, afirmando que vio la luz, y que él desconocía lo que todo el mundo sabe, que hay vírgenes que gozan de seguimiento de mucha gente (pero solo valen de verdad las que a él o su personal les caen bien, y entonces, eso sí, son medallas laicas).
Se cuenta que la Edad Media acabó para dar paso a la Edad Moderna, y con ello dios dejaba de estar en el centro de y en todo, para reconocerse a las personas, que podrían normalmente seguir adorando a su dios. Algunos no llegaron nunca a ser modernos. Con el tiempo, la propia Iglesia (la oficial) avanzaría en Concilios como Vaticano II, por decir, y dejaría atrás a Trento. Algunos, creyentes o no, siguen en Trento.
Además, la C.PP.P.P., o al menos PSOE y Podemos lo tenían fácil, se trataba de hacer simplemente lo legal y no saltarse el Reglamento de Honores y Distinciones, que exige que los destinatarios de honores sean personas físicas o jurídicas o se confirmen méritos extraordinarios hacia la Ciudad de Cádiz. En fin…
Kichi puede ser ferviente católico, seguidor de la Iglesia de los penúltimos días por la tarde, ateo o musulmán; puede adorar a vírgenes, beatas y mártires, es estupendo que lo haga, pero no cuando actúa como alcalde. La Iglesia no concede medallas a alcaldes ni gobernantes por hacer bien su papel y tener muchos seguidores, porque una cosa son méritos religiosos y otra bien distinta méritos civiles. Se trata de una falta absoluta de respeto: en el plano religioso a los no creyentes católicos, y a los creyentes católicos con un dedo de frente; y en el plano político a la ciudadanía tolerante. Una vuelta a la Edad Media.
Entendemos que el señor Kichi, en su querencia por el sillón, trague con la presión del poder nacional-catolicista y pase por el aro (corona, collares y pulseras) de la virgen, pero nos cuesta digerir los patéticos balbuceos del resto de podemitas defendiendo semejante felonía.


PD: En el Colectivo PM somos plenamente conscientes que de venir una epidemia (maremotos a nuestra zona no suelen llegar), la virgen podemita no va a mover ni una sola medalla de su ajuar por nosotros. En fin, que nadie se preocupe, no nos volveremos pastafaris ni caeremos en los tentáculos del Gran Spaguetti Volador: aún a riesgo de ser arrojados a la hoguera ¡confiaremos en la ciencia!






domingo, 28 de mayo de 2017

Gracias desde el infierno, Herr Rajoy

Estimado Herr Rajoy: quería trasladarle desde las cavernas más profundas del infierno el agradecimiento que mis camaradas y yo debemos a quien tan valientemente ha defendido que el cuerpo de nuestro compañero, Francisco Franco, siga reposando en el Valle de los Caídos. El Congreso de los Diputados de España ha aprobado que su gobierno saque a Franco de allí, pero usted, a su manera, ha enviado las propuestas aprobadas por las instituciones de esa cosa llamada democracia a la basura. Mi Führer destruía leyes y gobernaba sin ellas; usted es más original, simplemente las ignora y no se mete en líos ni deja que le den la lata con esas cosas del pasado.
Disculpe, pero no me he presentado: soy Heinrich Himmler, el comandante en jefe de las SS nazis, a quien usted creo que conocerá. Por si su memoria le falla, más arriba puede contemplar una fotografía mía con Franco, en mi visita de 1940 a Madrid. Casi ochenta años después, reconforta saber que usted, a pesar de estar muy atareado, no ha olvidado ser agradecido con Franco, quien aupó y protegió al fundador de su partido, Manuel Fraga. Aunque ardiendo para siempre en la memoria de la humanidad por los crímenes que cometimos, mis camaradas nazis y yo vitoreamos con entusiasmo a Herr Rajoy, quien ha decidido que el Caudillo siga donde merece. Mi Führer, Adolf Hitler, quemó el Parlamento alemán. Usted, que gobierna en los tiempos de lo políticamente correcto, ignora a su democrática manera lo que el Parlamento aprueba.
Auschwitz y mi nombre irán unidos para siempre en la historia. Sé que hay quien ha dicho que Franco protegió a los judíos y que no colaboró con nosotros, los nazis, pero todos sabemos que eso es mentira. Ese catalán, Martín de Pozuelo, es uno de los que ha terminado por descubrirlo todo. Ese catalán ha descubierto mucho sobre nosotros, quizá para vengarse de que la Gestapo le entregó a Franco al presidente de Cataluña para que lo fusilara. Companys, creo que se llamaba. También es catalana y judía esa señora que ha narrado el hallazgo de las siete cajas en la que se demuestra cómo nosotros y Franco destruimos a su familia. Dory Sontheimer, se llama.
Usted sabe que soy responsable del asesinato de millones de personas, padre de la Solución Final y de uno de los inventos más estremecedores del siglo XX, los campos de exterminio nazis. 

El caso es que usted sabe que Franco y yo colaboramos intensamente y con su cuñado, Serrano Suñer, compartimos las experiencias de nuestra Gestapo y de nuestras SS para la captura, tortura y asesinato de la oposición política española y de las razas inferiores. Un poco después, cuando perdimos la guerra, el caudillo Franco también nos siguió ayudando, cobijándonos y facilitando que escapáramos a Sudamérica, algo que nosotros nunca olvidaremos.
Sí que es cierto que algunos embajadores y funcionarios españoles en Europa ayudaron a algunos judíos, pero lo hicieron traicionando y desobedeciendo las instrucciones de Franco. La mayoría cumplieron con las órdenes del Caudillo, y los republicanos y judíos españoles sufrieron el destino que merecían. En fin, todos sabemos bien quién era Franco y qué hizo, y cómo colaboró con nosotros y nuestros crímenes, condenados por la Humanidad por los siglos de los siglos. Por eso, Herr Rajoy, nos admira que usted siga firme. Desde el infierno, padeceremos eternamente nuestra condena, pero sabremos que, mientras el PP gobierne en España, nunca, nunca, el cuerpo del camarada de los nazis reposará para siempre en Cuelgamuros. Su cuerpo, porque su alma se cuece aquí, en el averno, en mi mismo caldero, desde el que el Caudillo le envía un saludo y un abrazo, Herr Rajoy. Gracias desde el infierno.





sábado, 20 de mayo de 2017

GANA LA MILITANCIA, PIERDEN LOS DINOSAURIOS


Ayer supimos que Pedro Sánchez será el nuevo Secretario General del PSOE, un partido roto y abierto en canal. Con un 50,21% de los votos de la afiliación, se ha alzado Sánchez con esta contundente victoria, a pesar de las oscuras maniobras de la gestora pesoista, de la mayoría de sus barones y del establishment mediático. Lo mejor de este proceso ha sido la masiva movilización de la gente de a pie de las Casas del Pueblo que, con su participación, ha expresado su voluntad sobre el rumbo que debe tomar este histórico partido. Las terribles presiones sufridas para firmar muchos avales por Díaz se han puesto de manifiesto, los de siempre han quedado retratados y no han podido frenar la victoria de la militancia.


El PSOE, su cúpula, lleva muchos años alejado de sus afiliados y de la ciudadanía en general, ha renunciado a sus verdaderos orígenes, haciendo o defendiendo políticas socioliberales de derechas, en contra de las trabajadoras y trabajadores y de los servicios públicos que están siendo masacrados. Esto ha producido el alejamiento y la pérdida de votos de mucha gente de la calle, que no reconoce a estos dirigentes como garantes de sus derechos básicos irrenunciables.

Hoy 22 de mayo, en la calle Ferraz empieza a vislumbrarse un pequeño rayo de luz, después del terremoto político que ha provocado la militancia del PSOE. Pero a pesar de todo, va a hacer falta mucho hilo para remendar este roto, y un bisturí muy fino para sanear aquello que se pueda salvar, deben detener la gangrena que hace ocho meses provocó el golpe de estado a Sánchez; todo indica que ha habido tanta “sangre” en el camino, que es complicado transfundirle un soplo de esperanza para el futuro inmediato. El partido que fundó Pablo Iglesias Posse está muy malito, si quiere sobrevivir debe volver a sus raíces de partido de izquierdas, donde la coherencia, la credibilidad perdida y la apertura a la sociedad son fármacos fundamentales para curar al enfermo. Pero a lo mejor es mucho pedir, y los dinosaurios perdedores (Susana Díaz, Page, Puig, Lambán, Vara, Fernández, Bono, Guerra, Felipe González,...), unos dirigentes que no merecen la sufrida militancia socialista de izquierdas, siguen con sus orejeras, poniendo palos en las ruedas y no facilitando, con sus posturas de talibanes, un próximo Congreso Federal que pueda iniciar la refundación de este histórico partido. Ha quedado demostrado, tras las primarias socialistas, que Susana Díaz y el rancio aparato del PSOE no conocen a su afiliación y algunos como Emiliano García Page, que ligó su futuro al de la lideresa trianera, debería irse de forma inmediata a la cola del paro.

El nuevo liderazgo de Sánchez debe ser para refundar un partido que pasa por sus peores momentos. Muchos sabemos que el problema del PSOE es el propio PSOE, una formación política que han deformado sus gerifaltes nacionales y locales de toda la vida, amarrados al sillón y a la fontanería.

Las heridas están muy abiertas, la desconfianza entre unos y otros se ha hecho pública en los últimos meses. La guerra fraticida no se paró en la noche del domingo, no se vislumbra una tregua necesaria. ¡Una auténtica pena! Pero a pesar de todo, puede encontrarse una leve luz al final de este túnel. Si el PSOE, dirigido por Pedro Sánchez, no quiere ser un partido residual en los próximos años, debe apostar por una profunda regeneración interna y abrirse a proyectos de unidad con formaciones de izquierdas, sumando fuerzas para desterrar la corrupción de nuestras instituciones, dado que la urgencia democrática manda.

Ya va siendo hora que desde el PSOE se implementen programas e iniciativas que den respuesta a las necesidades de la mayoría de la clase trabajadora, dejando atrás a las vacas sagradas y a unos dinosaurios que han perdido totalmente el norte, por el bien de una gran mayoría de españoles y españolas. ¿Pedimos un imposible?

Sánchez, necesita mucho liderazgo colectivo, trabajo codo a codo con su afiliación y simpatizantes. Esa complicidad es imprescindible, bajando a la realidad y a los problemas del pueblo, aplicando otras políticas sociales y económicas en beneficio de los más necesitados. Pero si siguen los vigías de siempre en las atalayas de las puertas giratorias, en Fuensalida, en la Casa Perona o en vicepresidencias de la Diputación Provincial de Albacete, haciendo de las suyas, será el fatídico presagio de una “muerte” casi anunciada.

Tampoco podemos olvidar que la crisis europea de la socialdemocracia también está llamando a la puerta del PSOE, el maremoto que ha ahogado a los socialistas italianos, griegos, holandeses, franceses, etc, está llegando a nuestro país; quedan pocos salvavidas, los flotadores son escasos, ¿será Pedro Sánchez, la última oportunidad? ¿Habrá que hacer el boca a boca con las verdaderas raíces socialistas para no perder a este histórico partido?



¡Amanecerá y veremos!












sábado, 13 de mayo de 2017

LA ESCUELA PÚBLICA NO ES DE NINGÚN DIOS



Imaginemos que un sacerdote señala el ave que habitualmente revolotea en lo alto de los retablos y explica:
-Realmente el comúnmente denominado “espíritu santo” no es otra cosa que un ejemplar perteneciente a la familia de las colúmbidas, incluida en el orden columbiforme, que incluye no solo a las palomas sino también a las tórtolas y otros volátiles afines. Son unos pájaros bastante inteligentes que muestran signos de autoconsciencia, cosa que ya querrían la mayoría de los bichos, y además son monógamos, lo cual encaja perfectamente con nuestro concepto de matrimonio. En nuestra tradición se les asocia al “padre” y al “hijo” en la conocida como “santísima trinidad”, figura integrada por tres entidades que a la vez constituyen una sola, algo que contradice los principios más elementales de las matemáticas pero quizás encaje, al menos teóricamente, con los postulados de la física cuántica, donde la ciencia y la ciencia ficción a veces se confunden.

Supongamos que, no mucho después, avanzada la misa, alza la “sagrada forma” y afirma con voz solemne:

-Tomad y comed todos de este compuesto de harinas sin levadura, rico en gluten, de textura crujiente y fácil digestión, cuya masa se calienta a una temperatura de 170º hasta que el agua se evapora. Recordad que los hidratos de carbonos son esenciales en una alimentación equilibrada y que, no en vano, los cereales forman parte de la dieta humana mucho antes de la invención de la agricultura allá para el 8000 antes de la era común.

Situemos a otro cura en un lateral del templo rematando una confesión con estas palabras:

-Hermano, no has alcanzado el 50% de los estándares previstos en la programación parroquial. Tendrás que presentarte en septiembre con los deberes hechos y ésta es tu última convocatoria. Si no apruebas, tendrás que intentarlo con otra religión o hacer algún módulo de grado medio de ateísmo o herejía, o algo así…

Y anticipemos su contundente respuesta ante las protestas del feligrés:

-Sí, ya sé que cumples con los antiguos mandamientos, pero es que el decálogo ha sido sustituido por un moderno catálogo de competencias. Ahora lo importante no es portarse bien, sino estar dispuesto a “creer en creer”, o a desarrollar el “espíritu predicador”. Jeje, el mercado religioso está muy concurrido últimamente y hay que adaptarse a los nuevos tiempos.

En fin… ¿Cómo podríamos calificar las escenas anteriores? ¿Grotescas? ¿Estrafalarias? ¿Inapropiadas? Pues de igual forma que la iglesia no es el lugar adecuado para impartir biología, matemáticas o historia, la escuela no es el lugar adecuado para impartir catequesis. Si es que es muy sencillo. Las religiones se basan en dogmas y en mitos, mientras que la educación debe promover la libertad de pensamiento y el método científico, porque su principal objetivo consiste en generar personas libres y responsables, no acólitos. Ambas realidades son como agua y aceite, y sus espacios deben estar perfectamente delimitados para garantizar la salud intelectual y moral de la sociedad. Uno de los mejores teóricos del laicismo lo expresó con una claridad meridiana hace algo más de dos mil años: hay que dar “al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”. Hoy en día diríamos que hay que dar “a lo público lo que es público, y a lo privado lo que es privado”. Y la escuela pública pertenece al pueblo, a todo el pueblo (creyente, agnóstico, indiferente, ateo…), y no a ningún dios, ni a ninguna de las muchas confesiones privadas que actualmente coexisten en nuestro país. Por eso apoyamos con todas nuestras fuerzas y en todos nuestros foros la campaña Por una Escuela Pública y Laica, Derogación de los Acuerdos con la Santa Sede, organizada por Europa Laica. Estamos en el siglo XXI. ¡Saquemos ya mismo la religión de las aulas! ¡Permitamos a los niños y a las niñas crecer y educarse en libertad de una vez por todas! ¡Joder!