domingo, 17 de septiembre de 2017

Esos insoportables inmigrantes…

Querido primo: nos alegró mucho recibir tu carta, siempre que llega la Feria de nuestra ciudad nos acordamos de toda la familia.
Respecto a lo que me dices de los problemas que tenéis en vuestro barrio con los inmigrantes, lamento decirte que aquí nos pasa igual. Y lo mismo le sucede a la familia que vive en la capital, y a los primos de la costa: desde que llegaron todo ha cambiado.
Nuestra casa, el barrio, ya no huelen como antes. Ahora todo está impregnado de sus aromas… desde que los ingleses conquistaron la India nos invadió también su desagradable olor a fritanga de pescado y patatas o, como lo llaman ellos, fish and chips. Lo mismo les sucedió a los primos que viven en Vietnam, con el aroma dulzón de la invasora mantequilla derretida francesa… y a tu cuñado, el que se fue a Sudamérica, donde los conquistadores españoles habían llegado con su apestosa fritanga de gallinejas y entresijos. Todos olores insoportables, traídos por esos conquistadores, inmigrantes y turistas.
Tenemos que aguantar sus costumbres maleducadas, su ruido a deshoras… parece que los españoles y los italianos, que también se hicieron con tierras en África, son los peores. ¡Son muy ruidosos y no dejan dormir a nadie! Eso por no hablar de lo sucios que son algunos, como los británicos hijos de nuestros dominadores. No hablo ya de sus suelos cubiertos de moquetas, sino de sus turistas borrachos y pendencieros que se orinan por las calles. Son insufribles, estos extranjeros. A veces se comportan como animales… bueno, peor que animales: ¿tú sabes la cantidad de comida que desperdician y tiran a la basura? ¡Es increíble, ahora que la hambruna vuelve a aumentar en el mundo!
También, desde que estos inmigrantes occidentales invadieron todo el mundo se han apropiado de todo lo mejor de nuestros países: en las ciudades y en el campo, hasta debajo del suelo se han hecho fuertes, haciéndonos excavar minas para llevarse el oro, la plata… Y han cambiado nuestras ciudades, derribado edificios y construido a su gusto sus iglesias y sus bancos. Y sus comercios… ya casi todo lo que se vende está fabricado por ellos. Bueno, ellos ordenan que se fabrique, pero no en su país sino en otros más pobres, donde hacen trabajar a nuestros niños por un sueldo de miseria. Incluso se dice que están utilizando a nuestros niños para probar medicamentos antes de venderlos en EE.UU. y Europa. ¿Tú lo puedes creer?
Tú sabes que nuestra sobrina, que es ahora inmigrante en Londres, no piensa como yo: ha podido viajar y trabajar en muchos países y dice, con gran bondad, que el mundo es ahora así, que va a ser así, una mezcla de personas con costumbres diferentes, de olores y colores, y que aunque esto tenga sus desventajas nos tendremos que acostumbrar, que no nos queda otro remedio. Pero ahora ellos, los ingleses, la quieren echar de allí, dicen que molesta, que les molestamos con nuestras comidas, nuestra lengua, nuestras costumbres y nuestra vestimenta.
Dime, primo, ¿nunca ningún europeo se ha parado a considerar que ellos son los que impusieron al mundo, por su avaricia, esta mezcla de aromas? ¿Ninguno se siente en deuda con el resto del planeta? Los occidentales tienen la memoria muy corta pero, como dice nuestra sobrina, esperemos que solo sean algunos, que no sean todos… y que entiendan que ellos, que cambiaron y removieron el mundo para explotarlo, tienen que aceptar que el mundo se mueva y les cambie a ellos. ¿Lo harán?
Un abrazo, primo, espero verte en la próxima Feria de ganado de Pushkar, Rajasthan, India. Y si nuestra sobrina nos convence, nos comeremos un fish and chips y luego un Miguelito.







sábado, 9 de septiembre de 2017

FERIA PEPERA 2017



Pues resulta que en la sede el PP albaceteño vive de extranjis un duende “colorao” que de vez en cuando nos pasa información confidencial. En este caso, les ha birlado a los conservadores locales una relación de sugerencias o ideas encaminadas a convertir nuestra Feria en un espacio de propaganda política subliminal, y nosotros, comprometidos como estamos con la información veraz le pese a quien le pese, no tenemos más remedio que publicarla porque se lo debemos a nuestros lectores. Como observarán, algunas de las propuestas figuran finalmente en el programa oficial y otras se han quedado en el tintero. Transcribimos en cursiva las anotaciones hechas a mano sobre el documento inicial.
Cabalgata de la Feria. Traslado de Nuestra Señora de los Recortes, patrona de las políticas de austeridad, a la capilla del recinto ferial. Si la “jefa” no pudiese por algún motivo, se lo podríamos ofrecer a Pepe Bono, que se muere de ganas por desfilar bajo palio y, a fin de cuentas, es uno de los nuestros. Se podría aprovechar para que dos reactores de la base sobrevolasen la ciudad a ras de tejado. Ahí, en plan guay.
Feria Infantil. Títeres de cachiporra. “Naranjito ama a Gaviotín”. Se trataría de representar, de forma sencilla y pedagógica, una historia en la que estos dos entrañables personajes empezasen riñendo entre ellos y acabasen haciéndose amiguitos del alma, como si dijésemos. Claro está, procurando que no parezcan gais.
Toros. 6 toros, 6 para el diestro gallego Mariano Rajoy Brey. Aunque resulte un poco arriesgado, sería una forma fantástica de apropiarnos de la fiesta nacional y darle en los morros a la izquierda animalista. Si los toros no son muy grandes y se quedan más bien en novillos o vaquillas, tampoco pasa nada, que Mariano no está para trotes. También podemos proponerle al “presi” que se marque un don Tancredo. O podemos encargarle una charlotada a Rafael Hernando…
Muestra de Folklore. Grupo de Danza-Desfile de la Legión. Este grupo de legionarios que a la vez desfila y bailotea ha tenido mucho éxito mediático y puede granjearnos la simpatía de innumerables patriotas. Y si traen la cabra ya es la bomba.
Caseta de los jardinillos. “Los tres tenorios” (Berlusconi, Trump y Aznar). Apostamos por este espectáculo porque estos tres grandes políticos representan, en cierto modo, nuestro modelo de masculinidad (firme, contundente, dicharachera…). Lo de “tenorios” sería una especie de parodia de los tres tenores aprovechando que a los tres les gusta que “la mujer sea mujer mujer”.
Y durante toda la Feria podrían instalarse en el paseo las siguientes casetas o atracciones:
El Monstruo de Venezuela. Pasen y vean a la bestia procedente de las entrañas del régimen chavista bolivariano que quiere transformar España en una copia exacta de aquel país inhóspito y totalitario donde se impide a los opositores cuidar de sus abuelitas. En el interior instalaríamos una efigie de Pablo Iglesias, a la manera de aquel “monstruo de Guatemala” que todavía recuerdan la mayoría de los albaceteños.
Tartazo al puentemadero. Diviértanse lanzando la clásica tarta a los caretos indecentes de estos cuatro escritorzuelos culpables de auxilio a la rebelión social contra las imprescindibles reformas del gobierno. Como bien se sabe, estos pájaros, inspirados en el odio de clase, se dedican a escribir infames artículos en los que nos ponen de vuelta y media. Los del PSOE y los de Ciudadanos acudirán encantados al chiringuito.
Tómbola de la Calidad. Una tómbola para aquellos que buscan algo más que muñecas chochonas o perritos piloto. Una tómbola para la gente guapa y emprendedora en la que no tienen cabida los perroflautas. Una tómbola PP (Pijos Puros). En los sobres podríamos poner cosas muy nuestras, en plan un poco desenfadado, como “Sé fuerte: repite suerte”, o “Vuelve a echar: hacemos lo que podemos”… Todo esto en caso de no tocar. Como premios podemos dar pantallas de plasma, finiquitos en diferido o sobresueldos para toda la vida…
Pintura de la feria. Y para contrarrestar el tanto que se han apuntado los de Ciudadanos con la bandera de la punta del parque, ¿por qué no pintamos nosotros todo el exterior de la Feria de rojo y gualda?

sábado, 2 de septiembre de 2017

MENTIRAS, DEMASIADAS MENTIRAS


No nos merecemos a políticos que nos mientan un día sí y otro también. La paciencia tiene un límite, y ya está más que sobrepasado. Nos referimos a las vergonzosas declaraciones y afirmaciones de la señora Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social de este país. El pasado martes, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados, sin el más mínimo sonrojo, soltó por su boca que “España vive una primavera del empleo”, que “el empleo que llega es de más calidad que el que se fue” y que la recuperación económica nacional sigue la regla de las tres “S”: sólida, sana y social. Ante tal dislate ya no dan ganas de reír, ni mucho menos; lo que nos provoca es rabia e indignación ante tanta mentira, lo que esta ministra meapilas piensa es que todos somos gilipollas o lo mismo es que vivimos en otro lugar distinto del planeta, y nosotros sin saberlo.

Estamos convencidos que la ministra del ramo tuvo, la noche de antes de su comparecencia en el Congreso, una aparición mariana, de las que tanto gusta, e interpretó mal el mensaje de su consejera celestial y cambió la letra que resume la recuperación económica. Sin lugar a dudas, es la letra “P” de Precariedad, Pobreza y Pérdida de derechos laborales la que puede resumir la situación de enfermedad crónica en la que se encuentra el empleo en España.

Lo cierto y fijo es que la ministra Báñez se ha cargado el “Plan Prepara”, destinado a dar una ayuda a los parados de larga duración, 400 euros mensuales durante seis meses. Esta pequeña aportación del Estado no será prorrogada, hasta que los agentes sociales y las comunidades autónomas alcancen un acuerdo sobre un sistema de ayudas a los colectivos más vulnerables. Mientras tanto se deja en la estacada a miles y miles de personas sin ningún tipo de cobertura. Hay que recordar que el “Prepara” fue prorrogado en doce ocasiones y más de 950.000 personas se ha beneficiado de él desde su implantación. ¿Esto es una muestra de una recuperación económica “social” que no deja a nadie en la estacada? Báñez miente o necesita tratamiento médico urgente.

Por obra y gracia de las reformas laborales del PSOE y del PP -sobre todo la de 2012-, existe una extrema facilidad de contratación y despido de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país, con contratos temporales o a tiempo parcial (o ambas cosas a la vez) de salarios de miseria y con un coste de mantenimiento y de extinción muy bajo. Estas reformas fueron impuestas por los diferentes gobiernos de Zapatero y Rajoy, como parte de la estrategia de la austeridad extrema promovida desde la troika a los países del sur de Europa, teniendo un impacto más que negativo en las condiciones de vida de la mayor parte de la ciudadanía. Estas malditas reformas fueron introducidas con el argumento de que buscaban facilitar la creación de puestos de trabajo y promover la estabilidad en el empleo, la contratación indefinida y la reducción de las desigualdades, lo cierto es que, tal y como resultaba evidente a la vista de las medidas que contenían, solo han conseguido aumentar la desprotección de los trabajadores y trabajadoras, extender la precariedad laboral e incrementar las desigualdades. Tampoco podemos olvidar que en esta estafa social se ha dado mucho más poder al empresario y se ha debilitado la capacidad negociadora de los trabajadores, individual y colectivamente. ¡Joder con las reformas!

No queremos abrumar con muchas más cifras, solo queremos poner de manifiesto que la ministra Báñez miente patológicamente y con un descaro sin parangón. Por ejemplo, el reparto de la renta, a día de hoy, es más desigual. Según el sindicato UGT desde 2008 los asalariados han perdido 33.679 millones de euros, mientras las rentas empresariales y de la propiedad han crecido en 7.850 millones. El porcentaje de población en riesgo de pobreza y exclusión social ha crecido en 3,2 puntos desde 2009: ya es el 27,9% . ¡Los que siguen “sólidos y sanos” son los mismos de siempre!

Estamos hartos de tantas patrañas. Lo que es un hecho irrefutable es que la precariedad laboral lo domina todo y que, con este gobierno corrupto del PP, por mucho que lo maquillen y mientan, a los trabajadores y trabajadoras no nos llega la recuperación económica. Es urgente un cambio de políticas sociales y de empleo, lo mismo hay que aceptar el órdago a Mariano y hacer un frente común para darle la “patada” hacia su Registro en Santa Pola. ¿Caerá esa breva? ¡Ojalá!










domingo, 27 de agosto de 2017

GLOSARIO DE LA POSVERDAD

Corren tiempos en los que las palabras cobran una especial relevancia. Las maneras de su transmisión han variado tanto, que comunicar breve y con acierto se hace imprescindible. Ya no hay lugar ni tiempo para grandes discursos, complejas imágenes, sesudos documentales, artículos ni largos lavados de cerebro. Un palabro, una imagen, todo lo más una frase como acertado eufemismo, lo hacen todo más sencillo. Y nosotros, humildemente, trataremos aquí de poner nuestro granito de arena y echar una mano para quienes deseen iniciarse o profundizar en toda esta nueva (o no tan nueva) jerga que tanto bien hace a la posverdad.

Verdad: Lo que hay, o lo que intentaremos que se crea que hay. Solamente existe una única y auténtica verdad… dentro de cada persona, aunque a veces, si conviene, puede haber dos, tres …o cuantas se vayan precisando. La cosa es que finalmente todo acabe en que el resto estén convencidos de MI verdad.

Preverdad: Incluye la información previa que hemos de recabar y el razonamiento necesario para alcanzar la verdad. Como esto requiere cierto nivel de tiempo y esfuerzo, se tiende a ofrecerlo ya debidamente guisado en forma de posverdad. A la ciudadanía se le evita el calentamiento de cascos, y el poder, tan contento. ¿Para qué un pensamiento único pudiendo haber un no-pensamiento?

Posverdad: También llamada mentira sentimental o emocional. Supone la situación en la que, para crear y modelar opinión pública, los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales. Ha dado lugar a una forma de entender y hacer política: política de la posverdad o política posfactual. Más fácil, más directa, más barata ¡y funciona!

Gran medio independiente: Medio de comunicación que, con mucha suerte, tiene medio (la mitad) de independiente (el tiempo y los deportes generalmente).

Unidad de los demócratas: Esto se parece a lo que habitualmente se le llama una UTE (Unión Temporal de Empresas). Es decir, una gente que no tiene nada que ver (en principio) con otra, acuerdan, condicionan y se unen para lograr un objetivo común. En general, en la Unidad de los demócratas, la unidad suele ser poca e inestable y no siempre se conducen democráticamente. Los objetivos, no siempre son comunes, pero eso sí, desarrollan una posverdad que cala a las mil maravillas. ¿Se va pillando ya la cosa?

El tipo es impresentable, pero dice algo diferente (también en su versión: Lo que dice es impresentable, pero el tipo es diferente): Esto viene a ser un “no pienso ni gastar un segundo en informarme bien ni reflexionar”. La cosa suele acabar en votos de los que luego un 50% de la gente se arrepiente, y el otro 50% no porque para eso hay que pensar.

Yo no soy racista pero…: Busca una silla rápido y siéntate si no quieres caer de culo: lo que vas a oír a continuación lo firmaría el mismísimo Adolf Hitler.

Flexibilizar el mercado laboral: Putear a los trabajadores y trabajadoras.

Crecimiento negativo: La cosa va muy, pero muy mal.

Indemnización en diferido, en forma de simulación: Todo un clásico del eufemismo, ¡cómo olvidarlo! Viene a ser un “no solo robaba para nosotros, sino que además, el muy… también robaba para él”. Esto no generó posverdad ¡ni entre los suyos!

¡Quieren que España sea como Venezuela!: Esto es un disfemismo, que es como un eufemismo, pero al revés. El sacerdote, para reforzar a sus fieles puede hablar con eufemismos de la maravillosa gloria eterna que supone el cielo, o narrar con disfemismos cómo cruje, se quema y tuesta la carne expuesta al fuego de los infiernos. En pocos temas como Venezuela se usa tanto la mentira emocional ¡uy perdón! queremos decir la posverdad.

La oposición: Pueden ser gentes que tiran cócteles molotov a la policía, que asesinan jueces que no les gustan en la puerta de su casa, que linchan a un joven por llevar una camiseta del legítimo partido en el gobierno… solo se requiere para ser estrictamente “oposición” que sus intereses coincidan con los tuyos.

Abaratar el mecanismo de regularización ordinaria: Perdonar dinero a los morosos más ricos.

Yo soy de izquierdas, pero nacionalista: ¡Claro! También hay a quien le gusta el blanco muy negro, lo alto bajito y la frialdad de lo caliente.

Debemos defender políticas nacionalistas: Esto es lo que de toda la vida se ha dicho ¿y de lo mío qué?

Misa a los caídos por Dios y por España: Acto de homenaje y enaltecimiento del fascismo, prohibido por ley, pero que la Iglesia católica celebra cuando y donde le viene en gana.

Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB): Hay un agujero económico brutal y no nos va bien que se incluya en las cuentas del Estado, así que inventamos algo llamado Sociedad (45% de capital público y un 55% privado) para que parezca que a lo público no nos ha costado un duro.

Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres: El pobre Juan (8:32), poco sospechaba que dos mil años después hubiera debido añadir a su texto: pero la posverdad os esclavizará.








sábado, 19 de agosto de 2017

La inferioridad de un presidente


Cementerio de soldados estadounidenses en la playa
 de Omaha Beach, Normandía, Francia
Durante la Segunda Guerra Mundial miles de soldados estadounidenses se enfrentaron con las armas a los nazis y murieron combatiendo. Si Donald Trump hubiera estado en la playa de Omaha durante el desembarco de Normandía, en el que los dos bandos lucharon fieramente, hubiera sentenciado: los dos grupos eran malos y violentos.

Si la historia ficción permitiera que el defensor de los derechos civiles Martin Luther King hubiera sido atropellado por el general sudista racista Robert E. Lee, cuya estatua iba a ser retirada en Charlottesville el día del sangriento ataque de los nazis a los defensores de los derechos humanos, Trump hubiera dicho: King y Lee son los dos muy malos. 
 
El magnate inmobiliario ha demostrado sobradamente que está en la extrema derecha, pero en ocasiones intenta fallidamente disimularlo y situarse en el discurso de lo políticamente correcto. Para ello no encuentra otro camino que igualar a los que admira (los nazis, los supremacistas blancos, el Ku Klux Klan) con los que detesta (los defensores de los derechos humanos y de la igualdad). Lo que él admira es abominable, pero no quiere condenarlo. Y entonces elige otro camino: meter en el mismo saco a los genocidas que a los que luchan por la libertad. Y decide que James Alex es igual que Heather Heyer, que el nazi que atropelló con su coche a los participantes en una manifestación, es igual que su víctima.

Miembros del partido nazi de EE.UU.
Trump quiere que la estatua que homenajea a un racista y admirado por los supremacistas blancos y los nazis se quede donde está, quiere que la estatua siga allí. A veces, por desgracia, es eso lo que le sucede a la derecha en España, equiparando a la dictadura franquista y a sus víctimas. Eso es, tristemente, lo que quiere el PP en muchas ocasiones en nuestro país: que las estatuas y los monumentos y los nombres de las calles del franquismo sigan ahí, que se queden ahí… y que los asesinados por el franquismo se queden también ahí, en las cunetas, y que todos los que reclaman justicia se callen y aparezcan como extremistas especializados en reabrir heridas.

Parece que en EE.UU., con todos sus defectos pero también con sus virtudes, hay algunos excesos que no se perdonan con tanta facilidad como el PP disculpa sus excesos franquistas: un comentarista de la cadena de televisión CNN ha sido despedido por pronunciar saludos hitlerianos; voces muy cualificadas del derecho y la política, también desde el partido republicano, se han enfrentado a Trump; los veteranos de guerra se han sentido asqueados de que su presidente glorifique a aquellos que mataron a sus compañeros; muchas importantes empresas tecnológicas, han criticado al magnate y le han retirado su apoyo: saben que su presidente es el peor embajador de su país.
Sin embargo, uno no puede ser muy optimista: además de la ignominiosa actitud del propio Trump, miembros de su equipo han realizado saludos nazis en público y han apoyado posiciones racistas, xenófobas, homófobas, islamófobas… Trump y sus nazis son otras ramificaciones de esa enredadera ponzoñosa que, con brotes también en Europa y en otros lugares del mundo, quiere asfixiar la confianza en el progreso y la igualdad entre los humanos, y enfrentar a unos contra otros atizando el miedo y el odio con las supersticiones de la raza, el nacionalismo y la religión. No lo van a conseguir, porque, utilizando el lenguaje simplón de Trump, los buenos siempre serán superiores a los malos. Pero el camino que tenemos por delante es largo y es duro: ningún derecho que se conquista se gana para siempre si no se defiende.

Nuestro recuerdo para Barcelona. No tengamos miedo.
 






domingo, 13 de agosto de 2017

LLAMAZARES DESAFÍA A FRIEDERICH MOHS



Cada cual es muy libre de cambiar de ideas e incluso de ideología. ¡Faltaría! Por supuesto, también es posible cambiar la intención, la estrategia y las estructuras para desarrollarlas. En el ámbito de la política, hay multitud de ejemplos. La cuestión está en cómo se hace. Quienes lo llevan desde un punto de vista ético y coherente son fácilmente reconocibles. Discrepan de forma sustancial con lo que venían haciendo, y sin más intereses ni retorcimientos, se van. Se van si pretender destrozar lo que hasta ayer les era óptimo, sin abusar de la situación del lugar que ya han decidido abandonar, sin negociar puestos y cargos que le garanticen su futuro. Con el tiempo, dejan todo, regresan o desarrollan su labor en otras filas. Gente honesta la ha habido, la hay y se les tiene el máximo respeto.
Pero los hay que sus “cambios” no parecen tan desinteresados ni honestos. En Izquierda Unida se conocen bien los casos de una y otra forma. Antes de continuar, podría pensarse, ¿qué pasa con IU que parecen darse tanto ahí? Creemos que la explicación no es complicada: IU no es un partido político en sí mismo, sino un movimiento político y social, en el que tienen cabida diferentes partidos políticos y formas de pensar, lo que ya complica la cosa. Además, no es uno de las dos grandes fuerzas de alternancia de poder, y siempre es más fácil los movimientos hacia lo poderoso; y su lógica e inestable correlación de fuerzas, le lleva a decisiones que no siempre son del gusto de toda su militancia.
Volviendo a los casos de flagrante deshonestidad, estos se caracterizan por vulnerar esas buenas formas ya citadas. Son acciones planteadas con tiempo, estratégicamente diseñadas, aprovechando los recursos de quien deseas abandonar para que la cosa sea más sonada y hacer más daño, al tiempo que se valen de lo que ofrece el antiguo adversario y hoy amigo del alma. Podríamos citar aquí a la señora Almeida. Ejerciendo y paseando su cargo en IU para ganar figura popular, de tertulia en tertulia hasta la sopa, para finalmente ¡oh sorpresa!, acabar de candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por la coalición PSOE-Progresistas (P-P). También podríamos poner un ejemplo más, el de Rosa Aguilar; una tertuliana de pro que, de la noche a la mañana, en un mismo día pasa de ser alcaldesa de Córdoba por IU a ser consejera de Obras Públicas y Vivienda del gobierno socialista de la Junta de Andalucía. También son muchos los casos de los varones que se arrastraron hasta los barones.
Hablamos de personas que superaron las previsiones de Friederich Mohs. ¿Qué quién era este caballero? Bueno, fue un alemán que hace unos 200 años creó la escala de dureza de los minerales (aplicable a otros materiales). Por sus trabajos, concluyó que lo más blando era el talco (dureza 1) y lo más duro el diamante (dureza 10). Sin duda hoy, ante la dureza de la tez de estos personajes, el bueno de Mosh debería cambiar su escala.
Y es en estas cuando nos encontramos con el señor Llamazares. Sabedor de su, reconocido en votaciones, mínimo seguimiento dentro de IU, pero también de que es el portavoz en Asturias y tertuliano que tendrá los micros, que siempre se le niegan a quien no son este tipo de personajes, cuanto tiempo desee para proclamar sus excusas. Persona que cuenta antes al líder del PSOE sus intenciones que a sus propios compañeros y compañeras de partido. Quien ostentando lo que ostenta, funda un partido que su compañero Baltasar ya ha dicho que tiene vocación electoral o quien suelta perlas como “mi lealtad a Izquierda Unida expira al final de esta legislatura”, parece más en la línea de uno de esos codiciados y codiciosos futbolistas que un responsable político (o un político responsable). Es una pena, que este antiguo parlamentario, de verbo fácil e inteligente, haya tomado esta deriva. Pero lo peor de cómo actúa Llamazares, en estos momentos, no son los problemas que le genere a IU, problemas domésticos al fin y al cabo, es el daño que hace a la izquierda y el apuntalamiento del bipartidismo, que es finalmente lo que buscan y en lo que acaban todas estas historietas personales. Así, aunque don Gaspar no tenga ya mucho por pulir, por la cara que le echa al asunto, sus torpes excusas y lo que de ello se deriva, bien se podría decir que estamos ante un diamante-bruto.

viernes, 4 de agosto de 2017

DIEZ PREGUNTAS SOBRE EL INCENDIO DE YESTE Y MOLINICOS

A la hora de escribir este artículo, las más de 3.200 hectáreas de monte quemadas en Yeste y Molinicos aún humean. En primer lugar, queremos dar las gracias a todas las personas que han trabajado en la extinción del incendio, y en particular a todas aquellas que, por tierra o aire, han luchado directamente contra el fuego. Desde luego, lo último que se merecían era recibir como alimento bocadillos en mal estado. En segundo lugar, y como no tenemos vocación de “todólogos”, es decir, como no se nos ocurre pontificar sobre algo que no conocemos en profundidad, nos gustaría plantear una serie de preguntas con el fin de que los y las profesionales y la gente del lugar puedan aclarar con sus respuestas qué ha pasado y qué podemos hacer para evitar que se repita. Así de sencillo (y humilde) es nuestro propósito: no aspiramos a dar lecciones, sino a recibirlas. También podrían contestarlas los responsables políticos, pero ésos ya tienen sus propios y potentes altavoces. Empezamos:
  1. ¿Qué aprendimos del devastador incendio de 1994, que arrasó más de 12.000 hectáreas? ¿Cambió el modelo de gestión de nuestros montes? ¿Se ha favorecido desde entonces la ganadería extensiva? ¿Se ha reforestado con especies autóctonas no pirófilas? ¿Se ha aligerado el bosque de la inmensa biomasa seca que se acumula por el abandono de las actividades agropecuarias tradicionales? ¿Se han trazado cortafuegos? ¿Se han limpiado y clareado las superficies forestales adyacentes? ¿Qué ha hecho García Page durante su mandato?
  2. En Yeste, al contrario que en otras zonas boscosas de nuestra provincia, hay fuegos provocados periódicamente: ¿cuál puede ser la causa? Llamadnos materialistas, pero nosotros siempre buscamos motivos económicos en las cuestiones importantes. ¿Quién hace caja con los incendios? ¿Qué sectores se lucran? ¿A quién le interesa que el bosque se queme? ¿Qué efecto ha podido tener la última Ley de Montes, que permite recalificar las áreas quemadas? ¿Podría tratarse de alguna forma de venganza?
  3. ¿Hasta qué punto han podido afectar a la eficacia de la acción antiincendios los recortes llevados a cabo por el gobierno de María Dolores de Cospedal en el GEACAM, a saber, más de 400 efectivos y un 20% del presupuesto de un plumazo? ¿Y hasta qué punto han influido el cierre de escuelas y centros de salud y el desmantelamiento de los servicios sociales en el abandono del medio rural, con el consiguiente deterioro del entorno medioambiental?
  4. Y hablando del GEACAM, ¿es lógico que, por ejemplo, los subdirectores provinciales sean políticos defenestrados por las urnas sin experiencia en el sector?
  5. En relación con el comienzo del incendio, ¿no deberían haber llegado antes los medios aéreos necesarios? Teniendo en cuenta las inmensas masas forestales que se encuentran en terrenos muy escarpados y con muy difícil acceso, ¿no sería necesario disponer de más helicópteros y más hidroaviones en zonas próximas?
  6. Al respecto, y esto parece un clamor, ¿cómo es posible que el pantano de la Fuensanta estuviese prácticamente seco? ¿Quién es el responsable de que no alcanzase ni los niveles mínimos de seguridad ante una situación como la que se ha vivido? ¿Qué han hecho la administración regional y los partidos de la oposición para corregirlo?
  7. ¿Se solicitó la ayuda de la UME a tiempo, o se tardó demasiado? ¿Es posible que algún protagonismo político retrasase la declaración del nivel 2? ¿Han sido correctas las tareas de coordinación entre la UME, el GEACAM, el SEPEI, Protección Civil, los ayuntamientos…?
  8. Por cierto, y dado que efectivos del ejército estaban interviniendo en la extinción del incendio, ¿no habría sido lógico que hiciese acto de presencia la flamante ministra de Defensa y paisana María Dolores de Cospedal? Y el portavoz del PP en la Diputación, ¿cómo se atreve a dar lecciones a los demás desde una tumbona playera en Calpe?
  9. ¿Qué oscuros intereses, qué perverso código deontológico, qué desquiciado concepto del periodismo lleva a algunos medios a señalar a los ecologistas como causantes del incendio?
  10. Y, finalmente, ¿aprenderemos algo en esta ocasión? ¿Seremos capaces de traducir nuestra desolación actual en políticas medioambientales más avanzadas y más eficaces? ¿O pasará el tiempo, llegará el olvido y sólo despertaremos cuando el fuego vuelva a provocar otra llaga dolorosa e irreparable en nuestros montes?